martes, 26 de noviembre de 2013

LO MEJOR DE LA VIDA YE GRATIS

Por la mañana cuando voy a coger el coche del garaje, siempre hay una chica sentada en el escalón de la entrada.
Da igual el frío que haga, llueva o no, allí está ella móvil en mano.

Está totalmente concentrada en su aparato. Como si no hubiera más mundo, como si el que hay se hubiera detenido.

Qué habitual es esto hoy en día!
Nos enfrascamos en la tecnología y nos olvidamos de sonreír a la cara, de mirarnos a los ojos.

Ayer mi madre recibió un ramo de flores.
No era su cumpleaños, no había ninguna fecha señalada, no pasaba nada especial.

Solamente alguien sensible al que yo quiero mucho, decidió subirle el ánimo con un detalle tan genial.
Y lo consiguió, vaya si lo consiguió.

Al principio solo hacía que llorar, supongo que de la emoción, de la sorpresa, pero luego vi en sus ojos la gratitud por el detalle, la sensación de no sentirse sola, el gesto del que respira aliviado y nota que la carga se ha hecho un poco más liviana.

Gracias por darle esa alegría.

Mi madre es una llorona compulsiva. Lo es y no lo puede remediar, la entiendo, yo soy igual.

Me emocionan las cosas más insignificantes y a veces le doy una dimensión extraterrestre a trivialidades que otros solucionan de un plumazo.
Bueno o malo no lo sé, pero así soy.

Acaban de venir a verme al trabajo con una caja de bombones bajo el brazo. No hacía falta, pero qué bonitos son los pequeños detalles.
Me hubiera servido un dibujo, una llamada a tiempo, un guiño cómplice,  un abrazo gordo,un qué tal te va la vida...

A veces, hacer feliz a alguien es cuestión de tender la mano y ofrecer el hombro y eso no cuesta un euro.


3 comentarios:

  1. Los móviles, tremendo invento. Y yo me pregunto: 1. EstarÍa la chica enviando bombones o flores on-line o a caso dando sus señas para poder recibirlos en el sitio y la hora marcados. 2. Podría estar hablando con su madre para alegrarle el día ya bien temprano. 3 Puede ser que estuviese buscando trabajo a través dr la red a primera hora del día. 4. Jugando a algún juego mientras espera por alguien. Para no quedarmos con la duda. ¿Por qué no le preguntas un día? Seguro que nos sorprende la respuesta. De paso haces la prueba de la sonrisa (la sincera) quizás por unos minutos deje el móvil a un lado y te devuelva una gran sonrisa (de las de verdad) Eso si que ye gratis, corazón. :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esa frase, y es una verdad verdadera!

    ResponderEliminar
  3. Si lo mejor de la vida ye gratis, sigue escribiendo fatina.

    ResponderEliminar