viernes, 2 de diciembre de 2011

ALMA DE EMPRESARIA

Hoy pensé que a lo mejor esto de la venta vien en los genes pero en mi caso no me cuadra. Siempre pienso si somos más el producto de la herencia genética o de la eduación que nos dan nuestros padres. Lo más fácil ye pensar que mitad y mitad, pero también lo más tibio, porque hay mucho escrito al respecto y hay estudios que te dejan ojiplática..
Los hay que piensan que contra los genes no hay nada que hacer,( a mi esto siempre me sonó a excusa, aunque ya hay estudios que lo demuestran con ciertas adicciones) y los hay que confían en lo que llaman la influencia ambiental. Esto en realidad ye más vieyo que la Hilaria.( Por cierto quién será la Hilaria? Esto pa otra vez...)
Se ve que en el siglo 18 los filósofos ilustrados decian que al nacer nuestra mente era como una página en blanco,( la de algunos sigue siendo así, eso ye un hecho probado jeje) y que todo dependía del entorno en que una persona creciera.
El primu de Darwin,( os lo prometo) empezó ya a distinguir entre dos conceptos, naturaleza y entorno, y a su forma, más bien a la forma de la época, porque todavía no se hablaba de genes, acabó demostrando que el genio se hereda.
Claro, esto terminó mal porque tirando del hilo esti buen hombre acabó metiendose en jardines de imperalismo, clasismo y razas superiores. No, primu de Darwing, no te pases,no utilices la información como te convenga, ya te vale!
Tras esto y pa compensar llegó todo lo contrario:los hippies. paz, amor y el plus pal salón.
Aquí era cuando se hablaba de un hombre nuevo y de un mundo igualitario en el que todo era paz, amor y colectivismo, aquí el ser humano era totalmente moldeable por la educación y el adoctrinamiento.
Home bah,.,,ni tanto ni tan calvo!
Al final a mi gustame pensar como Mat Ridley. Ye un escritor cientifico británico que asegura en su libro "Qué nos hace humanos", que no hay rivalidad entre ambos aspectos, porque la función de los genes es precisamente interactuar con el ambiente, asi que por no complicanos y porque esto no ye "Science y nature" vamos a simplificar, dejalo pa prau como diz mi madre, a pachas como dicen los madriles o fifty fifty como dicen los molones.
Una abeja obrera cualquiera puede convertirse en abeja reina si tras nacer es alimentada con jalea real. Esto ye la esperanza pa algunos y el desastre pa otros, ta claro.
En mi caso los genes no determinaron nada porque no hay vena empresarial en la familia ni nadie que haya tirao por estos caminos inciertos.
Sólo recuerdo una historia que siempre cuenta mi madre pa dejame mal yo creo, que diz que estando ella y mi padre en una boda y siendo yo muy pequeña, de repente, notaron que no estaba, que faltaba, pero por eso de los guajes pensaron que taria jugando con el resto al lobo, como deciamos en Mieres, al escondite o qué se yo juegos infantiles que había antes.
La sorpresa fue cuando descubrieron que me había dedicao a meter en una caja todos los puros, todos los recuerdos horteras estos de las bodas( la gente no se entera que para un evento lo mejor ye un Maricuento jejejejejej), todos las tarjetas con los menús y todo lo que pillé susceptible de ser vendido.
Porque efectivamente a eso me dediqué en cuanto se despistaron... A vender!!
Cuando se enteraron y me descubrieron era tarde; yo amasaba ya una gran fortuna.
Yo creo que por esto de ser gordita, pequeña y con cara buena nadie me decia que no y soltaban la mosca de lo lindo.
Mi madre lo recuerda como una de las mayores vergüenzas que pasó nunca.
Jaajajajajajaj!! Yo sigo sin verle nada de malo.

Tengo un amigu que diz que sal mucho por la noche por culpa de un gen que tien..., pero eso ya os lo cuento otru día...

Besín volador!!!










.

No hay comentarios:

Publicar un comentario