viernes, 23 de septiembre de 2011

EL SICARIO DEL AMOR

La realidad supera mil veces a la ficción. Hoy mientras desayunaba leí lo siguiente:

Un sicario brasileño se enamora de su víctima, finge su asesinato rociándola con keptchup y ambos huyen para vivir una bonita historia de amor”.

No son así las cosas, sicarios del mundo.
Si decides vivir en el filo de la navaja, si entregas tu vida a las películas de matones o si siempre quisiste ser portero de discoteca pero terminaste siendo sicario, por favor cumple con tu rol.
Los sicarios no se enamoran.
Si eres sicario no puedes tener mariposas en el estómago, no se puede detener el mundo cuando ves a tu Dulcinea, no te pueden hacer los ojos chiribitas de amor, ni puedes escuchar a Laura Paussini y menos a Eros Ramazzotti.

Por Dios,¡a dónde hemos llegado!! ¿Es que ya no quedan sicarios paisanos?

Para colmo la historia no termina bien, pues la esposa despechada descubre a los furtivos amantes besándose apasionadamente en una feria de la zona.

Yo me lo imagino en el Fontán, en Oviedo.
No sería la primera vez que yo contrato un sicario para acabar con más de uno.
Pero claro, yo tengo ojo, nunca se me ocurriría contratar a un sicario metrosexual, por ejemplo.
Temería que se distrajera probando potingues, que decidiera pasar por el gimnasio antes de nada, o que cancelara el trabajo porque tiene cita para depilarse.

Hay que saber a quien contratar y más cuando decides acabar con la vida de alguien. Eso tiene que ser fulminante, definitivo y por supuesto que no queden pruebas.

Yo elegiría para tal menester a un compañero de trabajo, sin duda es una buena elección.
Una persona tan quemada con el mundo, tan harta y tan hastiada que no le importara apretar el gatillo.
De hecho yo tengo un compañero que siempre lleva una mochila gris, un bulto muy sospechoso del que nunca se separa y que reposa sobre sus hombros a modo de joroba como si formara parte de ellos.

Él es el elegido. Es perfecto. Callado, ausente, de esa gente que no mira,que más bien sospecha, taciturno y feo muy feo.
El lunes se lo diré, le haré partícipe de mis planes, le comentaré mi siguiente objetivo y espero que lleguemos a un acuerdo.
Ha de ser pronto, antes de que tire de la anilla. Es lo que pienso cada mañana cuando le veo entrar por la puerta con su mochila gris.
Algún día todos saldremos volando.

3 comentarios:

  1. Ay Mari, no lo has podido describir mejor. ¡¡¡¡ Cuanto "sicario " de los buenos anda suelto...
    Besinos, reina

    ResponderEliminar
  2. Hola, he descubierto tu pagina y me a encantado tu blog y tu trabajo, así que aquí tienes una seguidora, si esta interesada en agregarnos un banner, como tengo ya con 210 blogs en mi apartado COLABORACIONES, me lo dices y lo hacemos nuestra colaboración mutua.

    Bss y te dejo mi link, si te gusta mi trabajo hay un huequecito en mi rincón mágico para una seguidora como tu http://plaschic.blogspot.com/

    Además te animo a que entres en el grupo blogueras unidas https://www.facebook.com/groups/212815348770194/ que he creado y modero yo y que estamos haciendo muchas colaboraciones y progresos, ya somos mas de 700.
    BSSSS

    ResponderEliminar
  3. Hola Netheoroski!!
    Sí a todo!!!! jejejejejejej
    Voy ahora mismo a buscar ese grupo que dices de facebook y me paso por tu blog....
    Quiero un hueco y te hago sitio....
    Besinos!!!

    ResponderEliminar